BUAP tendrá su primer jardín polinizador para la conservación de la biodiversidad

Carmen González

3 de dic. de 2021

Este espacio dedicado a especies animales polinizadoras es parte de un taller impartido por el DTM de la universidad, con el fin de promover áreas dedicadas a las diversas especies de flora y fauna silvestre y con ello, recuperar poco a poco la biodiversidad en los entornos urbanos.

¡Buenas noticias! La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) se suma a la conservación de la biodiversidad, con la instalación del primer jardín para polinizadores que se encontrará en la terminal del Sistema de Transporte Universitario (STU), al interior de Ciudad Universitaria.

Esta intervención, que se realizará de manera progresiva, fue implementada por los participantes del taller sobre “Infraestructura Verde y Movilidad Activa” del Departamento de Transporte y Movilidad de la universidad.

En la sesión de apertura, participaron la diputada Lupita Leal, presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano del Congreso del Estado; la doctora Carola Santiago Azpiazu, directora de la Facultad de Arquitectura BUAP y la doctora Lourdes Guevara, secretaria de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP.

La tercera sesión contó con la presencia del doctor Romeo Saldaña del IIMA; la maestra Ariadna Tobón con Alas Urbanas - Club de observadores de aves del estado de Puebla y el Jardín Etnobotánico Francisco Peláez R., donde abordaron la importancia de conservar la biodiversidad en los entornos urbanos, realizando ejercicios de observación y reconocimiento de aves y plantas.

Antonio Ferrer, integrante del equipo y fundador de la organización Árboles Patrimoniales de Puebla, señaló que el curso tiene como objetivo “la promoción de nuevas prácticas para la intervención de la infraestructura de movilidad y los espacios públicos, incluyendo el uso y conocimiento de jardines dedicados a las diversas especies de flora y fauna silvestre para recuperar poco a poco la biodiversidad en los entornos urbanos”.

El pasado viernes 26 de noviembre a las 10 de la mañana se llevó a cabo la primera etapa del proyecto que consistió en planear y desarrollar la idea del jardín de polinizadores en el 40% de la superficie contemplada, priorizando la introducción de 22 plantas nativas y silvestres del país entre las que destacan la Salvia mexicana, Salvia longistyla, Salvia patens y Salvia microphylla, por mencionar algunas”, dijo.

Entre las especies animales que se verán primordialmente beneficiadas por este jardín polinizador son las abejas —tanto la abeja común como una variedad de abejas silvestres—, colibríes, mariposas y abejorros, que hacen posible la reproducción de las plantas y brindan equilibrio en el planeta.

Aunque todavía resta cubrir alrededor del 30% de vegetación y cerca de un 30% de material permeable, como grava y acolchado orgánico que nutre y beneficia la tierra —que ha sido instalado como el apoyo de los jóvenes de servicio social—, el equipo ya se encuentra explorando la posibilidad de convertirlo en un proyecto permanente y añadir dos bancas y una infografía para socializar sus usos y beneficios entre la comunidad universitaria.

"Con esto se busca abordar la importancia de la gestión colectiva de áreas verdes, además de difundir conocimiento entre la comunidad universitaria en áreas que habitualmente no estarían tan vinculadas a la materia como lo son Comercio Internacional, Contaduría o Comunicación”

Señaló que el plan de trabajo podría concluir en otoño de 2022, dando el respectivo seguimiento a futuro que consiste en monitorear la presencia de fauna, con el fin de conocer las dinámicas que se generan en torno a la biodiversidad, además de su difusión entre la población de la ciudad.

Como dato curioso, en el jardín polinizador se plantó la especie “Asclepias curassavica”, llamada popularmente “algodoncillo” con la que se busca atraer mariposas monarca.

El vivero Paraíso Colibrí ya cuenta con la presencia de un capullo de mariposa que cada invierno viajan desde Canadá y Estado Unidos hacia México y de acuerdo con Ferrer, la mariposa se adapta bien a las condiciones climáticas y de hábitat en Puebla.

Los participantes también están aceptando la donación de plantas o material para el acolchado para continuar con la construcción del jardín. A continuación, te presentamos el listado de las especies que son viables para su aprovechamiento, pero antes de entregarla, resuelve tus dudas y preguntas al correo antonio.ferrermar@correo.buap.mx.